FORTALEZA DE SAN CARLOS PEROTE

 

 

 

"Vista de la Fortaleza de San Carlos de Perote tomada al oriente y á 500 varas de distancia"

 

RIVERA CAMBAS, Manuel, Los gobernantes de México. Galería de biografías y retratos de los vireyes, emperadores, presidentes y otros gobernantes que ha tenido México desde don Hernando Cortés hasta el C. Benito Juárez, México, Imp. de J. M. Aguilar Ortiz, 1873, T. II, p. 686. Dibujo de L. Garcés. Litografía de la V. de Murguía e Hijos. Ilustración: blanco y negro, 17.5 x 11.5 cm.

 

Archivo General de la Nación, Biblioteca, clasificación 972.61 R6211h v.3.

¿Una de las más poderosas fortalezas coloniales de América,

 

con un letal poder de fuego, se entregó sin disparar?

 

Se trata de la fortaleza de San Carlos de Perote, que esta cerca de la localidad de Perote en el

estado de Veracruz, en México.

 

En 1769, el ingeniero Manuel de Santisteban entregó al virrey de la Nueva España, el Marqués de Croix, un estudio estratégico del Camino Real entre México y Veracruz, específicamente el tramo entre el puerto y Perote, obedeciendo la necesidad de preparar una defensa ante la posibilidad de una invasión británica a la Nueva España. El estudio recomendaba utilizar la altura del Cofre de Perote para construir una edificación que sirviera como punto defensivo si el puerto de Veracruz y Jalapa cayeran en manos enemigas. El estudio impresionó al Virrey Marqués de Croix y encomendó a Santisteban la construcción de una fortaleza en el Cofre de Perote. La construcción inicio en 1770, siendo terminada en 1776, siendo Virrey Antonio María de Bucareli. La fortaleza, llamada de San Carlos, en honor al rey Carlos III de España, gozaba de la protección de 54 cañones de diversos calibres.

 


La invasión británica nunca se efectuó y la fortaleza pasó a ser punto de guardia en el Camino Real. Durante la revolución de independencia, la fortaleza sirvió de almacén de suministros para los cuerpos realistas que combatían a las guerrillas insurgentes. Consumada la independencia, la fortaleza perdió significado estratégico, siendo un mero punto de posta en el Camino, ahora llamado Nacional, entre México y Veracruz. Cabe hacer notar que en 1823 fue sede del reciente Colegio Militar, trasladándose poco después a la Ciudad de México. La fortaleza vio pasar los años solo asistiendo su guarnición en la seguridad del Camino Nacional. En 1847, los norteamericanos habían invadido el estado de Veracruz como parte de su ofensiva sobre el centro de México. El fuerte de San Carlos pasó a ser punto de defensa de primera línea al caer Jalapa el 19 de abril de 1847. Sin embargo, el comandante del punto, el Gral. Antonio Gaona, recibió la orden de evacuar el fuerte ante el avance de los invasores. La razón fue que ya no había tropas que apoyaran la defensa de Perote, porque el ejército fue diezmado en la batalla de Cerro Gordo, el 18 de abril del mismo año. La fortaleza fue ocupada el 22 de abril.

 


Como dato curioso, cabe destacar que todos los cañones, de fundición española, fueron enviados a los Estados Unidos como trofeo de guerra. Uno de ellos había sido bautizado, irónicamente, El terror de los norteamericanos. Ninguno de los 54 cañones disparó en una acción militar en toda su existencia

 

 

 

95735